Casa Ronco

Patrimonio cultural de la ciudad de Azul

Estás en: Blog Casa Ronco » Novedades » Continúan las visitas guiadas a la muestra “Huellas para no olvidar”

Continúan las visitas guiadas a la muestra “Huellas para no olvidar”

Organizada por la Secretaría de Cultura y Educación del Gobierno Municipal, en conjunto con la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, se continúa realizando durante toda la semana en la Casa Ronco, la exposición de la muestra “Huellas para no olvidar” y la muestra de la casa de Ana Frank.

 

En la mañana de ayer, los alumnos de 6° grado de la Escuela Normal “Bernardino Rivadavia” visitaron dicha muestra bajo la guía de la voluntaria de Activistas por la Paz, proveniente de Chaco, Ana María Caro.

Los chicos que durante dos horas escucharon y formularon gran cantidad de preguntas, se sorprendían con las vivencias y los suplicios que debieron padecer los judíos durante el holocausto.

Esta es una foto de mí, como me gustaría verme todo el tiempo” se destaca en uno de los banners de Ana Frank que componen la muestra. Los chicos intrigados por la vida de esta pequeña niña escucharon con atención las palabras de la voluntaria “Ana y su familia se escondieron durante dos años en una casa, durante ese tiempo escribe todo lo que le pasa, hasta que un día los encuentran y se los llevan a uno de los campos de concentración nazi. El único sobreviviente fue su padre Otto Frank quien en 1947 publicó el libro de su hija

Luego, continuando el recorrido por la muestra, Caro informó que cuando llevaban a los judíos al campo de concentración les sacaban su ropa y les robaban todas sus pertenencias “les daban una ropa que era como un pijama, los hacían realizar trabajos forzados y no los alimentaban correctamente, la comida era una sopa que cocinaban con agua sucia, producto de estas situaciones se enfermaban y morían”.

Transitando la muestra los chicos formularon preguntas tales como “¿Si no querían hacer esos trabajos qué pasaba?; ¿Cuántas personas murieron?; ¿Qué significaba el saludo de Hitler?;¿En qué trabajaban los niños?; ¿Qué era la cámara de gas?, a todas estas preguntas respondió claramente Ana María quien destacó que “la vida en los campos de concentración era muy difícil, a las mujeres las pelaban y hacían pelucas con su pelo para comercializar, a los niños más pequeños y a los ancianos los mandaban directamente a la cámara de gas porque no los consideraban útiles y al resto los hacían trabajar en muy malas condiciones” y agregó “para los alemanes, los judíos eran objetos, el viaje hasta los campos de concentración, por ejemplo el de Auschwitz, era un calvario, duraba días, hasta meses y durante ese viaje estaban todos apretados, no les daban comida” y concluyó “los hospitales no eran para curarlos, se usaban para experimentar con las personas y los que se enfermaban se morían directamente, los nazis no se preocupaban por ellos”.

Por último, los alumnos acompañados por sus docentes observaron las huellas de los sobrevivientes y preguntaron cómo fue su vida luego del Holocausto, las preguntas surgían instantáneamente, incluso finalizada la charla, los chicos demostraron su interés en el tema que luego continuará con un trabajo en el aula, según informaron las maestras del curso.

 

Creado: 2014-05-21 13:53:13 - Modificado: 2014-05-21 13:53:13

 

Dejar un comentario


 
 

Dirección: San Martín 362
Tel.: 02281-424368
Atención al público: Jueves y Viernes de 9 a 12 y de 17 a 20. Sábados de 17 a 20.
Correo electrónico: casaronco@ceal.com.ar
Azul, Buenos Aires, Argentina

Facebook: @casaroncoazul

Diseño: MCF Estudios